viernes, 29 de enero de 2016

“La cama es demasiado corta: Tratando con la agitación y el espíritu de descontento”

Por Bobby Conner

Me encanta descubrir pasajes de las Escrituras escondidos que solo algunas personas oyeron mencionar. Este es uno de esos pasajes: La cama es demasiado estrecha para estirarse en ella, la manta es demasiado corta para envolverse en ella” (Isaías 28:20).

Experimenté este pasaje en persona. Mi esposa y yo estábamos realizando un viaje ministerial cruzando Europa del Este. En una localidad donde pasamos la noche, la cama era demasiado corta y la mitad baja de mi cuerpo colgaba de ella. Mis pies casi tocaban el piso. No necesito decir que estuve por demás incómodo, más cómodo en el piso que sobre la cama. Mido casi dos metros y la cama medía medio metro menos. Más allá de eso, no fui el único que enfrentó una experiencia similar. El profeta Isaías describe con exactitud esta condición: La cama es demasiado estrecha para estirarse en ella, la manta es demasiado corta para envolverse en ella” (Isaías 28:20).

Una metáfora colorida y sarcástica es empleada por el profeta Isaías para describir la condición en la cual el pueblo de Dios se encuentra, como resultado de su fracaso en seguir la guía perfecta del Señor. La cama es demasiado corta y la cobertura es demasiado estrecha. Esto habla de la futilidad absoluta de tratar de estar satisfecho, tranquilo y cómodo, cuando una persona toma la decisión de apartarse de la voluntad y los caminos del Señor.

Los mejores planes establecidos por los hombres son decepcionantes y terminan en fracaso, sin la participación de Dios. Esto se revela con claridad en la saga de la humanidad tratando de edificar su propio acceso al Cielo, solo para descubrir que esto es una locura y un intento inútil. No podemos llegar al Cielo sin Dios (ver Génesis 11:1-9).

Cuando alguien es dirigido por la lujuria de la carne, buscando el contentamiento y la paz personal, cambia la tranquilidad del alma por una mente turbada. Como la mentalidad carnal es enemiga de Dios, porque no está sujeta a la ley de Dios, ni puede estarlo. En consecuencia, quienes están en la carne no pueden agradar a Dios.

La mentalidad pecaminosa es enemiga de Dios, pues no se somete a la ley de Dios, ni es capaz de hacerlo. Los que viven según la naturaleza pecaminosa no pueden agradar a Dios. Sin embargo, ustedes no viven según la naturaleza pecaminosa sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios vive en ustedes. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Cristo. Pero si Cristo está en ustedes, el cuerpo está muerto a causa del pecado, pero el Espíritu que está en ustedes es vida a causa de la justicia. Y si el Espíritu de aquel que levantó a Jesús de entre los muertos vive en ustedes, el mismo que levantó a Cristo de entre los muertos también dará vida a sus cuerpos mortales por medio de su Espíritu, que vive en ustedes” (Romanos 8:7-11).

La persona carnal, la persona que continúa rendido a los deseos de la carne, no puede tener contentamiento real; su espíritu es como un mar tormentoso. Recuerde, se nos advierte que el hombre de doble ánimo es inestable en todos sus caminos (ver Santiago 1:8). Su estilo de vida de pecado los deja incómodos e incapaces de descansar, sus almas están bajo una tormenta de problemas.

“… pero los malvados son como el mar agitado, que no puede calmarse, cuyas olas arrojan fango y lodo. No hay paz para los malvados, dice mi Dios” (Isaías 57:20-21).

Las Escrituras nos recuerdan que los planes del hombre sin la guía de Dios, siempre terminarán en fracaso (ver Proverbios 14:12). La mesa demasiado corta revela la insuficiencia de las intenciones del hombre para producir la paz, la tranquilidad del corazón y el alma, que tanto necesita. Este es el fruto que Dios le ofrece a todos los que confían en Él y lo obedecen (ver Isaías 26:3).Verdaderamente solo mientras nos mantenemos firmemente enfocados en Cristo, obtendremos y mantendremos la paz del alma. Las Escrituras establecen que la recompensa grande que perdura viene para aquellos que buscan conocer a Dios con mayor profundidad e intimidad.

Sométete a Dios; ponte en paz con él, y volverá a ti la prosperidad” (Job 22:21).

“En el Todopoderoso te deleitarás; ante Dios levantarás tu rostro” (Job 22:26).

Nunca se olvide que la verdadera paz viene de Cristo Jesús (ver Juan 14:27). La paz genuina es uno de los dones impartidos por el Espíritu Santo (ver Gálatas 5:22).

“... porque el reino de Dios no es cuestión de comidas o bebidas sino de justicia, paz y alegría en el Espíritu Santo” (Romanos 14:17).

Puntos a considerar
Si usted estuvo sintiendo un cansancio inusual en los últimos tiempos, la siguiente puede ser una de las razones. Quizá está tratando de encontrar un lugar que heredó de alguien más, una “cama” que es demasiado pequeña para usted. Existe una insatisfacción dentro de nosotros cuando no estamos haciendo lo que Dios nos llamó a realizar o lo que está destinado para nosotros. Cuando estamos caminando en la voluntad de Dios, tenemos paz y contentamiento (ver Filipenses 4:11).

Quizá usted fue como el bebé frustrado que simplemente ha superado su cuna perfecta. El Reino de Dios está en continua expansión. Debemos aprender a crecer y adaptarnos a ello. Podría ser que la “manta doctrinal” que una vez lo mantuvo tan acurrucado y calentito, ahora es demasiado estrecha como para cubrir la expansión de su revelación interior.

No está solo en su agitación. Sin embargo, no se puede quedar en ese tipo de cama… o tratar de cubrirse a sí mismo con esa especie de manta (ver 1 Timoteo 6:6). Dios está agitando nuestras almas para buscarlo a Él de una manera más profunda (ver Jeremías 29:12-13). Es tiempo para expandir nuestros horizontes espirituales.

Una senda descendente
Un espíritu descontento y agitado no es algo que se deba tomar a la ligera, ese es un plan para el desastre y la destrucción. ¡Nunca se olvide que hay un costo enorme por una vida conformista! El placer del pecado trae consigo consecuencias horrendas (ver Romanos 6:23).

El rey David es un ejemplo vívido del fruto de un espíritu de agitación (ver 2 Samuel 11:1-5). Mientras buscamos las razones para el descontento del rey David, pronto descubrimos que estaba fuera del lugar que Dios había preparado para él. Por tanto, estaba insatisfecho y perturbado por este espíritu. David estaba agitado y decidió caminar por la terraza. No sabía que había comenzado un camino descendente que lo afectaría por el resto de su vida.

2 Samuel 11:1-5 dice: En la primavera, que era la época en que los reyes salían de campaña, David mandó a Joab con la guardia real y todo el ejército de Israel para que aniquilara a los amonitas y sitiara la ciudad de Rabá. Pero David se quedó en Jerusalén. Una tarde, al levantarse David de la cama, comenzó a pasearse por la azotea del palacio, y desde allí vio a una mujer que se estaba bañando. La mujer era sumamente hermosa, por lo que David mandó que averiguaran quién era, y le informaron: Se trata de Betsabé, que es hija de Elián y esposa de Urías el hitita. Entonces David ordenó que la llevaran a su presencia, y cuando Betsabé llegó, él se acostó con ella. Después de eso, ella volvió a su casa. Hacía poco que Betsabé se había purificado de su menstruación, así que quedó embarazada y se lo hizo saber a David”.

La puerta abierta para el espíritu de agitación ocurrió cuando David no fue a la batalla, porque este era su lugar ungido. Es muy importante atrapar y comprender que si no estamos en el lugar donde se supone deberíamos estar, no habrá gracia en el lugar donde nos encontramos. Permítame volver a decirlo: “Si no estamos donde Dios nos dijo que deberíamos estar, entonces no hay gracia en el lugar donde nos encontramos”.

David estaba agitado y pronto se encontró en una senda descendente. Estaba aburrido y agitado, entonces dio un paseo. Note este camino descendente. Primero, estaba fuera de la voluntad de Dios. Segundo, por estar descontento, se entregó a una distracción demoníaca: Observó a una mujer desnuda en una bañera. Un espíritu de lujuria arropó su corazón y David tomó la mujer de otro hombre. Esta historia es familiar para todos. Un espíritu de descontento nos lleva hacia una puerta abierta para las distracciones demoníacas y luego trata de satisfacer la lujuria de los ojos. Un intento fallido por cubrir su pecado sexual, pronto lo guio hasta la muerte de Urías, un guerrero leal y poderoso, cuyo nombre habla de ser “llama y luz para Dios”. Las Escrituras nos advierten: “Con seguridad su pecado saldrá a la luz”.

Como derrotar un espíritu de agitación
1) Enfoque su atención en las cosas de arriba: ¡Las cosas celestiales!
“No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús” (Filipenses 4:6-7).

Medite en estas cosas
Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio. Pongan en práctica lo que de mí han aprendido, recibido y oído, y lo que han visto en mí, y el Dios de paz estará con ustedes” (Filipenses 4:8-9).

2) ¡Ocúpense con amor en seguir al Señor!
Gran remedio es el corazón alegre, pero el ánimo decaído seca los huesos” (Proverbios 17:22)

Jesucristo es el Príncipe de Paz (ver Isaías 9:6). Debemos rendirnos a Él, darle el primer lugar en nuestro corazón y en nuestra vida. Sus planes para nosotros son mayores de lo que pensamos (ver Jeremías 29:11). En un mundo en problemas, Jesucristo es la Roca sólida.

Bobby Conner

martes, 15 de diciembre de 2015

Hay un poder más grande que su paladar!

Problemas de imagen corporal y el peso son dos de los problemas más abrumadores una persona trata sobre una base diaria.

Tenemos un recordatorio constante de la vallas publicitarias, radio, televisión y en las noticias de que la obesidad es una epidemia en los Estados Unidos. Para aquellos que luchan con problemas de peso, mucha de esta información sólo se suma a la sensación de desesperanza que tienen.
Información nos muestra la necesidad de cambio, pero la transformación nos da el deseo de cambiar. En mis años de lucha con mi peso, no me di cuenta que en realidad se estaba convirtiendo en un adicto a la comida debido a las opciones de alimentos que hice. No me di cuenta de que yo estaba jugando en las manos del mundo que está bajo el dios de este mundo (2 Corintios 4: 4) que me estaba preparando para robar, matar y destruir mi salud y, finalmente, mi vida.
Cuando vi un letrero que decía: "El diablo te quiere grasa!" Fue una sacudida a mi mente. Se hizo muy real en ese momento lo que estaba pasando en mi vida! Odio el diablo, y lo último que quería era complacerlo.
En ese momento, yo tenía un deseo de cambiar. Este fue un momento Dios. No fue sólo información, sino que se trataba de un transformador pensaba colocar un ardiente deseo en mi corazón para cambiar. Fue un momento que trajo el arrepentimiento y la conciencia de que yo era el responsable y rendir cuentas de la forma en que había cuidado de mi cuerpo.
Hable acerca de cómo obtener mi atención. Grité al Señor en busca de ayuda. Yo le pedí que me diera una palabra de esta situación en mi vida. Daniel 10:19 NVI dice: "... Así que cuando me hablaba me fortaleció, y dijo:" Hable mi señor, porque me has fortalecido. "" En ese momento yo necesitaba fuerza.
Poco después de este momento sacudidas en mi vida durante mi tiempo de devoción, el Señor habló claramente en mi espíritu: "Romper el hábito." Romper el hábito? ¿Eso es? ¿Qué tan fácil es eso? Bueno, pronto me di cuenta que no era fácil. Esto no era sólo un problema de los alimentos; que era un problema espiritual que tuvo que ser tratado por el poder del Espíritu Santo.
El Espíritu Santo me llevó a estudiar nutrición. Me di cuenta de cómo ciertos alimentos afectan mi cuerpo. Ahora, yo no soy un experto y yo recomiendo que, si usted está interesado en perder peso y el cuidado de su cuerpo, para empezar en este punto. Al estudiar cómo se han añadido productos químicos para nuestra comida para estimular nuestras papilas gustativas, despojando el valor nutricional y la creación de los antojos que exigen estos alimentos, entendí cómo me había hecho adicto a ciertos alimentos por ignorancia. Oseas 4: 6 NVI nos dice: "Mi pueblo fue destruido porque le faltó conocimiento. . . ".
Una vez que me entregué mi adicción a la comida al Señor, Él me dio un plan de batalla que trabajó desde dentro hacia fuera y se llevó 88 libras de mi cuerpo! Durante este tiempo, nunca tuve un pensamiento acerca de la cantidad de peso que quería perder. Quería honrar a Dios en mi cuerpo y espíritu que se me dice que hacer en 1 Corintios 6: 19-20. Constantemente medité sobre el amor de Dios para mí como mujer de Dios hizo a su imagen.
Tuve que caminar en el perdón a los que habían dicho cosas muy hirientes a mí, a los que me había criticado y rechazado mí debido a mi apariencia exterior. Sí, en los círculos cristianos. Tuve que asumir la responsabilidad de mis acciones y proteger mi corazón.
Es posible bajar de la montaña rusa,  la batalla con el peso excesivo, cuando se comprende que hay un poder mayor que sus papilas gustativas! "La comprensión es una fuente de vida para el que lo tiene ..." (Proverbios 16:22).

Podemos obtener información del mundo, pero el poder de cambiar proviene de Aquel que nos creó.

lunes, 14 de diciembre de 2015

USTED NO ES LO QUE PESA! por Joyce Tilney.

Usted es una obra maestra del diseño de Dios, un tesoro en los ojos del Creador.

 
Su cuerpo importa.
Fue Dios quien lo hizo. Jesús murió por ello.
              El Espíritu Santo mora en ella.
 
Usted no lo que pesa! Leí un estudio que encontró que 63 por ciento de las mujeres participantes identificados peso como el factor clave en la determinación de cómo se sentían sobre sí mismos.Consideran tamaño, al igual peso, como elemento definitivo de su identidad.
Al creer esta mentira estamos conformes con el estándar del mundo. Dejar ir de la mentira puede ser aterrador hasta que se reveló la verdad.
 
Estamos inundados con información acerca de los problemas de peso y la imagen corporal y la obesidad puede causar daño. Así que ¿por qué este problema siguen aumentando?
 
Información nos muestra la necesidad de cambio, pero la transformación nos da el deseo de cambiar. El poder de cambiar proviene de Aquel que nos creó a su imagen.
 

Sólo hay una manera de detener una mentira, ver la verdad!

 
Debemos ir más allá de las meras opiniones de la humanidad y de buscar la verdad.Verdad que traerá la curación y la restauración y es capaz de llevar en sí la semilla de la vida.
 
"Mis pensamientos no son como vuestros pensamientos", dice el Señor ". Y mis caminos están más allá de lo que te puedas imaginar. Porque así como los cielos son más altos que la tierra, así que mis caminos son más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más altos que su pensamientos "(Isaías 55: 8-9 NVI).
 
Dios está haciendo muy claro; Él no piensa como nosotros. Es solamente su verdad y la sabiduría que trae la esperanza y la libertad duradera! El hombre puede conocer la verdad, pero Dios es la verdad.
 
"Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres" (Juan 8:32).
"Jesús le respondió:" Yo soy el camino, la verdad y la vida "(Juan 14: 6).
 
La transformación de la verdad requiere un reconocimiento de nuestra propia incapacidad para lograr un cambio, es un llamado a dejar de lado nuestro orgullo y entregar con humildad y dependencia de Dios. Él quiere que nuestras vidas vacías a cambio de nuestra entrega.
 
Debemos plantar la semilla de su Palabra en nuestro corazón, guárdela y agua con la alabanza y la adoración. Todo lo que Dios hace en nuestras vidas comienza en forma de semilla.
 
Únete a la caminata para honrar a Dios en su cuerpo, su obra maestra. Use pasos pequeños, este es un viaje de la vida. Dé tiempo para que la semilla para crecer y cosechar los frutos de una vida sana y feliz.
 
Este es un nuevo día, una nueva temporada para usted. Tiempo de plantar nuevas semillas y cosechar una cosecha fresca. Sé que usted está listo para el cambio. Todo el mundo debe plantar su propio jardín!

lunes, 7 de diciembre de 2015

sábado, 5 de diciembre de 2015


“2016: El año de los nuevos comienzos, las nuevas asociaciones, los nuevos territorios, las nuevas asignaciones y los nuevos niveles de gloria”


Prof. Bladimiro y Magui Wojtowicz

Directrices proféticas para el año 2016 en adelante

El Señor me mostró que a partir de este año provocaría una transformación radical en su Iglesia. Será como quien da vuelta una media, donde el interior queda hacia fuera y viceversa. Literalmente tendremos que desechar para siempre el paradigma de Iglesia que elaboramos en nuestra mente, porque la obra que el Señor hará en este tiempo será inaudita y no tiene punto de comparación en su historia.

     1)   Tiempos de cambios radicales
El Señor está de pie y marchará al frente de su Ejército, tanto en los cielos como en la tierra. Los acontecimientos terrenales cobrarán un impulso que los acelerará hacia una definición clara que determinará la manifestación de un tiempo nuevo sobre cada congregación, en todas las naciones a escala global. Este tiempo nuevo se caracterizará por la impartición de una revelación fresca de su presencia santa, a través de cada una de las actividades que realizan los hijos de Dios en todos los ámbitos de la sociedad. Literalmente, veremos la manifestación material del siguiente pasaje: Nadie enciende una lámpara para luego ponerla en un lugar escondido o cubrirla con un cajón, sino para ponerla en una repisa, a fin de que los que entren tengan luz” (Lucas 11:33). La luz de la gloria de Dios que emana de cada uno de sus hijos, será el mensaje de Reforma más efectivo que transformará a la sociedad y redimirá todos sus estratos de autoridad.

2)   Estrategias innovadoras para cosechar en campos nuevos
Hasta ahora la Iglesia logró alcanzar con el mensaje del Evangelio a ciertos estratos de autoridad en la sociedad, con un nivel de efectividad relativo. Las estrategias innovadoras que el Espíritu Santo revelará en este tiempo, no son otra cosa que la manifestación visible de cada uno de los hijos e hijas de Dios que estuvieron siendo conformados cuidadosamente por la mano del MaestroLas estrategias del Reino son las personas que rindieron sus vidas a los pies del Maestro y, en consecuencia, viven sujetas a su voluntad soberana. Hasta ahora había montes de autoridad en la sociedad que nos parecían inalcanzables por diferentes motivos. Sin embargo, a partir de este tiempo veremos cómo el Espíritu Santo tomará a cada una de estas personas/estrategias y las colocará bien alto en cada uno de esos montes de autoridad, para que iluminen a las naciones con la gloria de Dios. Esto es lo que afirma el Señor en el pasaje de Mateo 5:14: “Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse”.

3)   Se apagarán los ministerios que insistan en implementar principios babilónicos o humanistas para tratar de edificar a las congregaciones
Es imposible correr la carrera que el Señor nos llamó a correr, y recibir nuestra corona, si tratamos de hacer esto con el espíritu equivocado. Cuando el Kyrios se manifiesta en su plenitud como el Soberano de la Creación, no pueden existir criterios personales o particulares en la implementación de su voluntad perfecta. Estos criterios personales no son otra cosa que los pensamientos babilónicos o humanistas que arrastramos desde hace años. En lugar de desecharlos, muchos aún siguen tratando de hacerlos funcionar, sin darse cuenta que cuanto más insisten en ese camino, más se alejan del diseño perfecto establecido por el Señor para edificar su Iglesia. En este tiempo nos quedará muy claro que la Iglesia es la Esposa del Señor y no la nuestra.

En este tiempo el Señor apagará todo foco de competencia estéril entre los líderes de la Iglesia que tanto daño le hizo a la edificación del Reino en las personas. Las reglas para participar en la carrera del Reino de Dios son claras: Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. El segundo es: Ama a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento más importante que éstos” (Marcos 12:30-31). Todos aquellos que no tengan al Señor como su prioridad en su vida y no amen a sus hermanos como a sí mismos, corren el riesgo de ser descalificados de la carrera. Cuando no se cumplen estas dos condiciones surgirá la competencia desleal, motivada por los celos ministeriales. Esto sólo reflejará el enorme nivel de inseguridad en el carácter de estos líderes, por no haber puesto sus ojos en el Señor, y enfocarse sólo en Él como la fuente de su provisión.

Viene una gran ola de quebrantamiento sobre el liderazgo de la Iglesia a escala global, provocado por la revelación del corazón del Padre hacia sus hijos. Los líderes comenzarán a verse a sí mismos como el Padre los ve y, en consecuencia, comenzarán a ver a las personas con esos mismos ojos. Esto desatará un mover de reconciliación ministerial que hasta ahora nunca se vio en la historia de la Iglesia. Habrá líderes que viajarán largas distancias, sólo para humillarse ante otros a quienes ofendieron, reconocerán su error y les pedirán perdón. Esto desatará el caudal enorme de gloria que estuvo retenido durante años en el espíritu de estos líderes y comenzará a bañar a la Iglesia con una revelación fresca del corazón del Padre.

Esto producirá un impacto directo en las comunidades donde estos líderes ministran, y se comenzará a producir esta misma situación en las casas, entre familias destruidas por el odio y el resentimiento. El resultado directo será una ola de reconciliación que sacudirá a las naciones hasta sus cimientos. Cada vez que un líder comience a sentir que va ganando la carrera, surgirá desde su corazón el llamado del Espíritu Santo para volver a ayudar a los que quedaron más rezagados. Esto activará el principio de cooperación que rige el gobierno del Cuerpo de Cristo y se potenciarán todos los recursos para el desarrollo y el crecimiento de la Iglesia. No se hablará más de congregaciones grandes o pequeñas, porque el foco ya no estará en el“volumen o el tamaño” de cada una de ellas, sino en la importancia vital y estratégica que tiene cada parte para lograr el avance del resto del Cuerpo. 

La única manera de ganar la carrera y recibir la corona de vida, es buscar permanentemente a quienes podamos ayudar a avanzar en este camino. Así acumularemos puntos que determinarán nuestra recompensa el día que nos encontremos delante del Señor. Sus palabras serán una realidad en nuestra vida: Y quien dé siquiera un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños por tratarse de uno de mis discípulos, les aseguro que no perderá su recompensa” (Mateo 10:42). Este nuevo enfoque que el Espíritu Santo impartirá en este tiempo será tan radical que la mayoría de los líderes no sabrán qué hacer cuando alguien les pida perdón o cuando deban ir a buscar a otros para hacer eso mismo.

La competencia inspirada por los principios babilónicos y humanistas, será reemplazada por la cooperación que surge de un corazón humilde que vive postrado a los pies del Señor. La carrera nunca terminará hasta que nos graduemos en el Reino, porque siempre habrá alguien a quien debamos ayudar a avanzar en su camino. El Señor me volvió a decir: “Esta es la verdadera carrera que debe correr mi Iglesia y no la competencia babilónica que existe hoy, ampliamente extendida entre muchos ministerios”. 

4)   La hoja de ruta fue escrita desde el principio
La clave para recorrer el camino que unirá todos los escenarios que ya fueron establecidos por la voluntad del Padre desde la eternidad, es vivir con la plena consciencia de su presencia real y permanente en nuestras vidas. Desde el momento que nos desenfocamos de esta realidad, pasaremos a vivir según nuestras propias agendas, para edificar nuestros planes y proyectos personales. Esta situación se agravará más cuando tratamos de justificar este accionar, porque asumimos que estamos edificando el Reino de Dios. Viene un mover del Espíritu Santo por medio del cual se vendrá abajo toda obra que no nació en el corazón del Padre, por más piadosa que parezca ante nuestros ojos. Se vendrán abajo negocios, empresas, proyectos de edificación y toda agenda paralela al plan Maestro establecido por Dios desde la eternidad.

Este mover será radical y determinará que todas las cosas que estuvieron retenidas a lo largo de la historia de la Iglesia, inunden las naciones con el conocimiento de la gloria de Dios. Esta tarea será sólo para aquellos que vivan postrados ante el Kyrios, consagrándose a cumplir su voluntad perfecta. Estas personas conocerán al Señor como su alimento, su fortaleza, su consuelo, su guía, su proveedor, su protector y Aquel quien levantará sus cabezas en medio de las batallas de la vida. Sólo los que tienen un corazón puro podrán sostener su mirada en los ojos claros, puros y profundos del Rey.

Los apóstoles y profetas de la Iglesia que reciban esta revelación y la abracen, entrarán en un tiempo de manifestaciones inusuales del respaldo del Señor. En este tiempo el Señor los está convocando a nivel personal para entrar en una nueva dimensión de intimidad con Él y poder revelarles cada punto del camino que deben recorrer porque ya fue trazado por su sangre. Habrá convocatorias exclusivas de apóstoles y profetas que se reunirán para establecer los lineamientos del gobierno del Reino para cada nación.

La presencia del Señor en estos cónclaves será tan fuerte, intensa y tangible que nadie hablará, sólo se limitarán a oír la voz del Kyrios. El Señor volvió a decirme una vez más: “La estrategia de ruta ya fue establecida, sólo deben avanzar sin distracciones”. Las revelaciones y decretos apostólicos y proféticos se transformarán en los fundamentos de gobierno que trastornarán los bastiones humanistas y babilónicos en cada nación. Esto determinará el único camino seguro que cada nación deberá seguir para reflejar la gloria de Dios.

5)   Muchos hijos e hijas serán enviadas
Mientras oraba en la mañana, el Señor me llevó hacia la desembocadura de un río enorme que se dividía en dos brazos en forma perpendicular. El agua era por demás tranquila y el sol del atardecer pegaba directo sobre ella. Se veían varias islas cercanas. Luego el Señor se paró junto a mi esposa y a mí para indicarnos cómo debíamos cruzar hacia la isla que estaba frente al lugar donde nos encontrábamos, porque allí pasaríamos el resto del día con mi familia. El Señor nos dijo que en este tiempo habría muchos ríos que tomarían una dirección diferente, pero todos seguirían ligados al río principal (el Río de Dios) y se alimentarían de sus aguas. Vienen tiempos de reposo para muchos que pasaron largos períodos de tiempo en el campo de batalla. Finalmente alcanzarán aquellas cosas que esperaron mucho tiempo, porque es el año del Jubileo y la restauración de todas las cosas para los hijos e hijas de Dios.

6)   Tiempos de celebración en la mesa del Señor
Mientras oraba el Señor me mostró un gran salón donde había mesas largas dispuestas en hileras interminables. Tenían un mantel blanco y otro azul. Estaba todo dispuesto para un gran banquete masivo. El Señor me indicó que revisara que cada plato, cubiertos y copas estuvieran ordenado en el lugar adecuado. Luego pude ver a muchas personas que fueron maltratadas por líderes abusadores en el ministerio y se acercaban a pedirme una palabra de Dios que los restaurara espiritualmente. Pude comprender que la Iglesia entró en un tiempo de restauración, donde el Señor transformará cada experiencia de dolor que atravesaron sus hijos en lecciones de vida para las generaciones venideras. El Señor me dijo: “No pasaré por alto nada de lo que les ocurrió a aquellos que me sirvieron con fidelidad. En este tiempo cosecharán la fidelidad que viene desde mi Trono y los honraré como testimonios vivientes en mi Reino”.

7)         Se levantarán compañías de profetas jóvenes
El Señor está levantando compañías de profetas jóvenes que se pondrán al servicio de profetas maduros. Éstos consagraron sus vidas a establecer un fundamento sólido de Reino sobre el cual edificar una generación que camine a la sombra del Dios viviente. Pude ver multitudes de jóvenes que corrían hacia estos profetas para beber del caudal de gloria que Dios había depositado en ellos. Éste también será un tiempo de honra para estos profetas que no dudaron en pagar el precio por mantenerse íntegros ante las presiones a las que fueron sometidos. Serán como montes de luz que atraerán a todos los hambrientos y sedientos por recibir una Palabra de revelación. La sabiduría de estos profetas maduros se complementará por el ímpetu y las fuerzas de esta generación de profetas jóvenes.

8)   Se abren nuevas puertas de favor y gracia en las naciones
Muchas personas sirvieron al Señor fielmente en el lugar que les fue asignado dentro de la Iglesia. En muchos casos recibieron palabras proféticas que les mostraban una nueva asignación en las naciones. Como el tiempo del cumplimiento se demoraba en llegar, pude ver que muchos olvidaron estas palabras que recibieron. En algunos casos Dios les había hablado siendo niños. El Señor está despertando esas palabras porque llegó el tiempo de su cumplimiento. Pude ver un movimiento masivo de apóstoles, profetas, maestros, pastores y evangelistas que se movían por las naciones de la tierra. Cada uno de ellos impartía con liberalidad el caudal de revelación que el Espíritu Santo alimentó y maduró dentro de sus espíritus durante años. Este es el tiempo de los obreros de la última hora, porque el Señor no se olvidó del “contrato” que firmó con cada uno de ellos.

9)   Todas las doctrinas humanistas que nacieron en Babilonia quedarán expuestas y serán extirpadas de las mentes de los hijos de Dios
En este tiempo debemos concentrarnos en cada palabra que el Señor nos habló, porque esa será la dirección que tomarán todas las cosas en nuestra vida. Mientras oraba pude ver al Señor cargando su cruz. Cuando me acerqué hacia Él, me miró a los ojos y me dijo: “Mi pueblo me está volviendo a crucificar cada vez que accionan en contra de mi voluntad”Entendí que la Iglesia está siendo atacada por una sarta de teologías diseñadas para justificar toda clase de conductas erradas. El Espíritu Santo despertará un celo muy fuerte en su pueblo por alimentarse del “Pan de Vida”Pude ver a miles de personas literalmente vomitando el alimento espiritual adulterado por el humanismo que habían recibido. Esto comenzará a ocurrir en pequeños grupos, pero su dispersión será tan fuerte y tan intensa que pronto se convertirá en una pandemia de revelación de la Palabra de Dios.

10)  Tendremos acceso pleno a las cosechas “personales” que el Señor guardó para este tiempo
En visión el Espíritu Santo me mostró que me encontraba, junto con mi esposa, en medio de un campo de trigo enorme. Tenía un color dorado de una intensidad que nunca antes había visto y estaba listo para ser cosechado. Las plantas de trigo eran fuera de lo común, porque parecían árboles de 5 o 6 metros. Cada espiga cargada de granos tenía el tamaño de una rama enorme. Me llamó la atención que en ese campo sólo estábamos el Señor, mi esposa y yo. No había nadie más en ese campo. El Espíritu Santo me hizo comprender que el trigo en ese campo representaba una cosecha “personal” que se había desarrollado con el correr de los años.

Ese campo estaba rodeado por montañas enormes que no se podían ver desde el terreno porque las plantas de trigo eran demasiado grandes y tapaban toda la vista. El Espíritu Santo nos tomó y cuando nos elevamos logramos ver el resto del paisaje. Cuando finalmente atravesamos el campo de trigo, pudimos ver máquinas cosechadoras enormes de última tecnología, nuevas y sin uso. Cada una tenía el motor encendido y estaba caliente. Las máquinas estaban listas para entrar en acción.

En ese momento el Señor nos abrió las puertas de dos cosechadoras y nos indicaba que nos montáramos en ellas para comenzar la cosecha. Le pregunté al Señor la razón del tamaño descomunal de cada planta de trigo y su respuesta fue: “Durante años trabajé en sus corazones y en los corazones de mis hijos. Ahora llegó el tiempo de su honra. Envié a mis ángeles para conectarlos con sus campos de cosecha personal. El tiempo del Jubileo no se terminará en un año, será un estado que permanecerá hasta que regrese por mi Iglesia”.

11)  El Espíritu Santo nos impartirá tecnología espiritual de punta para desatar un avivamiento que transformará a las naciones
El Señor me entregó una visión donde me veía dentro de una planta de producción enorme. Allí se diseñaban y fabricaban productos de tecnología de punta que nunca antes se habían visto. Todos los elementos y las máquinas que había allí eran nuevos. Me encontraba reunido con un ingeniero en jefe de una edad promedio de 45 o 50 años. Tenía tez blanca y pelo marrón, estaba vestido con una camisa blanca y corbata. Conocía todo el funcionamiento de la planta y en ese momento nos explicaba unos planos que estaban desplegados sobre una mesa, era un diseño nuevo que estaba a punto de entrar en producción.

Estaba allí con un ingeniero amigo, y juntos oíamos atentamente, pero también dábamos nuestra opinión cuando el ingeniero nos preguntaba. El Espíritu Santo me dijo: “Estoy impartiendo tecnología espiritual de última generación sobre mi pueblo. Estas herramientas les permitirán edificar la transformación que produciré en las naciones como consecuencia de un avivamiento a escala global”.

12)  Caerán en la sociedad, incluida la Iglesia, todas las estructuras que no fueron edificadas sobre el fundamento apostólico y profético
Por haberse acomodado al statu quo humanista, muchos quedarán atrapados debajo de los escombros de estas estructuras. Los que usaron la gracia que les fue impartida por el Espíritu Santo para atropellar a las personas, serán apartados del ministerio.

13)  Estamos viviendo días de tiempo cumplido
Desde ahora en adelante solo debemos esperar la manifestación de todo aquello por lo cual trabajamos y creímos durante años. Vendrán respuestas contundentes, porque estamos viviendo en el tiempo señalado para el cumplimiento de todas las cosas.

14)  Habrá cambios radicales en las asignaciones personales y ministeriales por todo el Cuerpo de Cristo
Muchas personas que se sentían cómodas y seguras en su lugar de residencia, recibirán la orden de moverse hacia otras ciudades, trabajos, ocupaciones, países, etc. El Señor abrirá puertas financieras y oportunidades para avanzar que hoy parecen imposibles, porque Él se está levantando a favor de quienes se mantuvieron fieles a su Palabra.

15)  Comienza un tiempo de aceleración progresiva en la ejecución de todos los proyectos del Reino de Dios que pasaron años represados en el corazón de sus hijos e hijas
No debemos sentirnos atemorizados por el incremento repentino y violento en la velocidad de ejecución de los proyectos y anhelos del Reino, porque ya fuimos entrenados durante años para movernos a velocidades elevadas. Este mover nos hará entrar en el campo de nuestra herencia eterna y así podremos capitalizar nuestra cosecha asignada.

16)  Entraremos en un tiempo de apertura total debido a la manifestación plena del señorío del Señor sobre su pueblo
La aceleración de los meses anteriores nos depositará en el lugar amplio que el Señor preparó para nuestra vida. Aprenderemos a disfrutar de nuestra cosecha en el reposo del Señor.

17)  Muchas personas salieron de sus países por diversas razones y éste no fue un proceso fácil
El Espíritu Santo transformará esta diáspora en una fuerza misionera que impartirá la vida del Reino en las naciones. La Iglesia apostólica y profética cuenta con un caudal de revelación para ejercer el gobierno del Reino que será clave en la transformación de las naciones que redimirá sus propósitos eternos.

18)  La agitación de los últimos días del año 2015 se transformará en la fuerza centrífuga que nos impulsará hacia adelante a una velocidad fuera de lo común
Muchos asumieron la presión de esos días como algo negativo, pero la presión acumulada en nuestro espíritu se liberará violentamente a principios del año 2016. La clave para atravesar las situaciones muy complicadas que surgirán en esos días, será mantenernos enfocados en los ojos del Señor. Las circunstancias que para otros serán trágicas e insoportables, para los hijos de Dios no serán más que un simple trámite. La paz que sobrepasa todo entendimiento demostrará quiénes viven por la revelación del Cristo resucitado y quiénes vivieron practicando simplemente un evangelio teórico.

19)  La humildad será el mayor atributo que acompañará a los verdaderos siervos del Señor en este tiempo
La soberbia que tomó el corazón de los líderes en las naciones será quebrantada. Esto ocurrirá en todos asientos de poder que conforman la sociedad: El poder religioso, el poder militar, el poder político y el poder económico. Este proceso comenzará por la Iglesia. El espíritu enseñable que inclina su oído para recibir las correcciones del Maestro aumentará nuestra fuerza, inteligencia y sabiduría para atravesar estos tiempos. Sólo aquellos que aprendan a deleitarse con el Señor en la intimidad del lugar secreto, podrán ocupar lugares de gobierno en las naciones. Quedarán claramente expuestos quiénes conocen el lugar secreto de Jehová, porque ese es el escondite donde Él nos revelará las claves para implementar su diseño divino. Mientras la mayoría de las personas caerán en espirales cada vez más profundos de ansiedad y desesperación, los hijos e hijas de Dios que lo descubran en el lugar secreto, vivirán en quietud y descanso. Este será un tiempo de reposo y descanso para todos aquellos que reformaron a la Iglesia.

20)  Las montañas más altas ya no serán exclusivas para unos pocos, estarán abiertas para todos aquellos que tengan hambre y sed por la revelación del Espíritu Santo
Los huecos que existen en las peñas tienen el nombre de cada uno de los hijos de Dios, porque es el lugar donde están llamados a armar sus nidos. Allí parirán a la nueva generación de gobierno con visión y propósito que no estará limitada por los complejos de inferioridad y las doctrinas humanistas erradas. Este es el momento de la nueva generación que se levantará para la gloria del Padre. La investidura de la generación profética de este nuevo tiempo es la gloria y la gracia que el Espíritu Santo derrama sobre los que habitan en el lugar secreto. La tierra descansará porque el Señor oyó su gemido y su clamor por redención. En consecuencia, nacerá en la tierra de su herencia esta nueva generación de hijos e hijas aprobados que se deleitarán con los tesoros que el Señor reservó para este tiempo. Los procesos del desierto se terminaron y el resultado de esa obra de transformación serán hijos e hijas extraordinarios.

21)  Se terminó un tiempo de preparación que conformó el carácter de un pueblo que supo someterse a la voluntad del Señor
Estas personas serán la materia prima que el Espíritu Santo tomará para implementar las transformaciones más radicales que ni siquiera las mentes más avanzadas se atrevieron a concebir. Las doctrinas y estructuras babilónicas caerán debido a la manifestación de un pueblo entendido en el propósito que dejó a un lado sus proyectos personales y abrazó las demandas de la cruz de Cristo.

22)  Veremos a los hijos e hijas de Dios caminando bajo un nivel de autoridad tan grande que sus palabras serán como mazos gigantes que derribarán todas las obras de las tinieblas en las personas y en las naciones
Los líderes que envejecieron y se amoldaron a su lugar de comodidad, verán a estas personas y se preguntarán: “¿Esta no era tal o cual persona que asistía a mi congregación?”. El Señor está levantando una nueva generación cuya boca será un mazo que derribará las estructuras humanistas en la sociedad.

23)  Las crisis que azotan a las naciones provocarán la manifestación de una generación entendida en los tiempos que se moverá bajo una unción de generosidad hasta ahora desconocida
Literalmente sus caminos estarán pavimentados por los recursos que sembraron en el Reino de Dios. Aunque las circunstancias que conforman sus entornos sean negativas, los hijos e hijas de Dios que caminan con un corazón generoso, no verán escasez, estrechez o limitaciones. Caminarán en la abundancia del Reino y disfrutarán las grosuras de la mesa del Rey.
  
24)  Viene un tiempo de visitación del Espíritu Santo que auditará nuestra gestión de vida en todos los niveles
El Señor se sentará con cada uno de sus hijos e hijas para ajustar situaciones que llevan años sin terminar de resolver. Esto no tiene nada que ver con pecados o prácticas ocultas, son ciclos crónicos que se deben cerrar para dejar de andar como errantes por la vida. Entonces podremos caminar en libertad hacia la concreción de nuestro propósito en la próxima estación de revelación de la gracia del Señor.  

25)  En este nuevo tiempo que comenzará a partir de este año, seremos sorprendidos por la mano del Señor moviéndose a nuestro favor, proveyendo recursos desde fuentes inusuales que jamás nos habíamos imaginado
El Señor está moviendo el corazón de personas que incluso renegaron por años del Evangelio, para que dirijan sus recursos a favor de los hijos e hijas de Dios.

26)  Se manifestará un cambio radical en nuestra manera de concebir el Reino de Dios
Esto nos permitirá desarrollar la elasticidad y la amplitud necesarias para recibir palabras proféticas que estuvieron retenidas en el tiempo, esperando el momento justo para descender sobre los corazones de los hijos e hijas de Dios. Es un tiempo de cumplimiento de palabras proféticas estratégicas que se proclamaron sobre las naciones. Esto se producirá de una manera radical, violenta y dramática. El Señor me dijo: “No hay tiempo para las lágrimas, sólo resta avanzar hacia lo nuevo”.

27)  Se manifestará una unción de osadía sobre los hijos e hijas de Dios que se determinaron a poner los intereses del Reino en primer lugar
Esto confundirá y avergonzará a sus enemigos, quienes se preguntarán: “¿Quiénes son estas personas?”. La alineación con la voluntad del Señor producirá una explosión tan violenta en estas vidas que serán irreconocibles debido a la autoridad y la unción que respaldará cada una de sus palabras.

28)  El Señor está abriendo el “paquete accionario” del Reino para recibir nuevos accionistas
En este tiempo veremos gente que se mantuvo trabajando en secreto, esperando el momento para recibir su participación por todo lo que invirtieron en el Reino de Dios. El Señor los sentará en su mesa y les asignará una “participación” en la distribución de la sobreabundancia de su Reino. Estas personas ya no tendrán que tratar con las tinieblas, porque el Señor en persona ordenó que los dejen tranquilos.

29)  Se recuperará el valor del trabajo productivo en familia
La cultura humanista operó durante mucho tiempo para tratar de disgregar el concepto de familia establecido por el Padre desde el principio. Esto determinó que muchas sociedades adoptaran como normales una serie de aberraciones en el modelo original de familia. Se derramará una unción de productividad tan intensa en las familias alineadas con el propósito de Dios, que ya no tendremos que hablar más sobre el modelo escritural de familia… ¡lo demostraremos con señales, maravillas y prodigios!

30)  Dios retribuirá personalmente cada semilla que se sembró con lágrimas
Muchos manifestaron su generosidad en tiempos difíciles, sembrando cuando las condiciones del entorno eran adversas. El Señor les dice: “Como creyeron a mi Palabra y sembraron, aun dando más allá de sus fuerzas, hoy están dentro de la agenda de inversiones de mi Reino. Llegó mi turno para sembrar en ellos recursos con una abundancia tal, que ni siquiera se atrevieron a imaginar. Hubo un momento clave que marcó un punto de inflexión en sus vidas, donde sembraron algo que amaban con todo su corazón. Ese momento marcó un punto de inicio que hoy se traducirá en una catarata de abundancia que se derramará sobre sus vidas para que puedan edificar el Reino con alegría y gozo”. Dios siempre estuvo pendiente de ellos y se ocupó que no les faltara nada, pero ahora llegó el momento cuando conocerán la sobreabundancia del Reino.

31)  Vienen tiempos difíciles donde la confrontación espiritual entre los que sostienen los fundamentos humanistas en la sociedad, (incluida la Iglesia) y quienes viven por los principios del Reino de Dios
La presión del sistema será cada vez más fuerte para tratar de doblegar la voluntad de los hijos e hijas de Dios. Toda convicción espiritual será probada al máximo. Sin embargo, en medio de las presiones del entorno, surgirá una generación de hijos e hijas de Dios que dejarán expuestas las trampas de las tinieblas y derribarán todos los argumentos que se levantan desde las fuentes intelectuales del humanismo. Los ideólogos del pensamiento babilónico quedarán avergonzados, incluso por niños que los confrontarán con una autoridad y una madurez espiritual que los dejará sin argumentos. ¡El propio Señor hablará a través de cada uno de ellos!

32)  Se manifestará la protección sobrenatural del Señor de una manera tangible, como nunca antes se vio en la historia de la Iglesia
La intervención divina volcará causas imposibles a favor de los hijos de Dios. Sentencias judiciales, situaciones terminales, personas desahuciadas por la sociedad y muchos otros casos donde la intervención de los hombres resultó incapaz de cambiar el curso que seguían sus vidas, serán revertidas por la palabra de autoridad proclamada por gente llena del Espíritu de Consejo y Sabiduría.

33)  La paz del Señor se manifestará en niveles hasta ahora desconocidos, porque Él mismo se presentará a consolar y confortar a sus siervos
Así como el ángel confortó al Señor en su hora más difícil en el huerto de Getsemaní, Él se presentará para confortar y fortalecer a sus hijos cuando se encuentren atravesando situaciones de presión. La marca de la sangre de Cristo será una señal clara y visible sobre aquellos que vivan postrados a sus pies.

34)  Los padres en la Casa de Dios recibirán una revelación clara acerca del tiempo correcto donde deben abrirles el camino a la nueva generación
El fruto maduro se debe cortar a tiempo para que no se eche a perder. Ese fruto se puede usar para alimentarse o para volver a sembrarlo y producir una nueva generación que refleje las características de la simiente de donde salió. Muchos ministerios se enriquecerán con la siembra de gente ungida que Dios les enviará para catalizar la manifestación de los diseños divinos que les fueron asignados. Esto no tiene que ver con una división o un éxodo motivado por un espíritu de rebeldía. La paz del Señor sellará el proceso por medio del cual los padres enviarán con su bendición a aquellos que formaron. Estas siembras se traducirán en asociaciones estratégicas que potenciarán los recursos del Reino en las vidas de las personas y en los ministerios.

35)  Viene un tiempo de corrección sobre personas involucradas en la predicación del Evangelio del Reino, pero con el espíritu equivocado
En lugar de edificar la Iglesia, al predicar el mensaje correcto con el espíritu equivocado, terminan pervirtiendo el camino de las personas que se incorporan a la Iglesia. Hay personas que aun en su buena voluntad, predican el mensaje de una manera incorrecta. El Señor los apartará para corregirlos, así como lo hicieron Aquila y Priscila con Apolos en Éfeso.

36)  El Señor permitirá una serie de crisis personales en su pueblo que revelará cosas ocultas que se deben corregir
Durante mucho tiempo hubo gente que convivió con situaciones incorrectas y llegó el momento de tratar con ellas para poder alinearse con la voluntad perfecta del Padre. Solo así podrán reflejar la gloria del Reino que se desprenderá de su propósito personal.

37)  Viene un tiempo de temblores financieros sobre todas las naciones, esto también incluye a la Iglesia
Las congregaciones que enfocaron sus inversiones en la extensión del Reino de Dios, recibirán oleadas de una gracia y un favor inauditos. Por el contrario, aquellas que dirigieron sus inversiones hacia proyectos que no nacieron en el corazón del Padre, atravesarán serios problemas financieros. El propio Señor saldrá al cruce de todos los programas y proyectos que no edifican su Reino y terminarán secándose. Muchos ministros confundieron la Fuerza del Espíritu con las palabras que surgen de sus propios espíritus. El Señor ya no permitirá que la palabra de los hombres (en forma de proyectos, programas, ideas brillantes, negocios, etc.) interfiera con la Palabra que sale de su boca.

38)  Este es el tiempo de los humildes que se reconocen insuficientes ante el trono de Dios
Son aquellos que fueron procesados y quebrantados por el Espíritu Santo, y aprendieron a reconocer sus limitaciones personales. Estas personas lograrán grandes hazañas y proezas en el Reino porque aprendieron a reposar en la suficiencia absoluta del Señor. El Espíritu los va a cobijar para derribar toda estructura humanista que se levantó dentro de la Iglesia y en la sociedad.

39)  Quedarán expuestos en este tiempo los líderes de la Iglesia que se adaptaron al sistema humanista y convivieron con sus principios de vida
Esto es necesario porque el Señor no puede compartir sus planes y diseños para este tiempo con líderes que tengan un corazón dividido. Los que se resistan a este trato se encontrarán peleando contra el propio Señor. Las estructuras humanistas que se levantaron en las naciones no podrán ser derribadas por medio de unos pocos ministerios ungidos, operando en forma aislada. Esta es una tarea de la Iglesia moviéndose como un Cuerpo unido, enfocado y movilizado, avanzando con el Señor a la cabeza.

40)  Se establecerán nuevas alianzas estratégicas, donde el Espíritu Santo será el protagonista clave que mantendrá unidos a ministerios que caminarán juntos en este nuevo tiempo
Estas asociaciones potenciarán los recursos, habilidades, dones y capacidades que tienen cada una de las partes por separado. Veremos el compañerismo y la armonía de ministerios descrita en el pasaje de Efesios 4. Estas personas ya están listas y cuentan con un oído afinado para discernir la voz del Espíritu Santo. Pasaron tiempos en el desierto donde su carácter fue procesado y alcanzaron un mayor nivel de madurez espiritual. Estas personas ya están listas para que el Espíritu Santo las una y así poder caminar en armonía, edificando el diseño que el Señor estableció para este tiempo. Impartirán una nueva revelación apostólica y profética, direccionada, ampliada y afinada por el Espíritu Santo, para desatar un nivel de poder que hasta ahora no hemos visto.

41)  Haber abrazado una vida de santidad es el mejor negocio de aquellos que decidieron vivir postrados a los pies del Señor
En este tiempo recibirán recursos que jamás soñaron que podían venir a sus manos. Entrarán en lugares de autoridad que estuvieron vedados para la Iglesia durante siglos. Los que viven en santidad disfrutarán de la sobreabundancia que sólo el Señor puede derramar sobre sus hijos e hijas amadas. Tampoco deberán preocuparse por el cuidado de sus bienes, porque en la dimensión a la cual el Señor les permitió el acceso, no existen los robos o la inseguridad. El Señor me dijo: “Haber abrazado la pureza de una vida en santidad les permitirá conocerme como proveedor, en una dimensión que hasta ahora no conocen”.

42)  En este tiempo se ampliará la brecha entre la Iglesia que vive bajo los principios de la gracia y los que siguen insistiendo en ejercer el control sobre la gente
Muchos creen que están edificando al pueblo de Dios, pero en lugar de ello se están comportando como los fariseos que les imponían a sus discípulos una carga casi insoportable que el Señor no había ordenado. Las personas son del Señor, porque Él fue quien entregó su vida por ellas. Los líderes de la Iglesia simplemente son administradores, tanto de la gracia que se depositó en sus vidas, como de las personas que les fueron confiadas. El autoritarismo se asume equivocadamente como el celo que se debe desarrollar hacia todas las asignaciones del Reino de Dios. El Señor vio la cantidad de abusos que estos líderes controladores ejercieron sobre la gente y en este tiempo decidió ponerle un fin a esas prácticas abusivas.

43)  Habrá una revelación plena del Cristo resucitado sobre toda la Iglesia
Esto derribará el concepto equivocado del Cristo histórico que surge de los relatos y las interpretaciones personales, desde los libros o desde los slogans de turno que barren la Iglesia de tiempo en tiempo. Todo líder abusador se ampara detrás de una doctrina personal para justificar su accionar perverso sobre la gente. Cuanto más celosos sean en el cumplimiento de esos programas, proyectos o doctrinas humanas, se considerarán más efectivos. Estos líderes no guiarán a la gente a hacia la persona de Cristo, sino hacia sí mismos o hacia las actividades que realizan.

Solo aquellos que recibieron una revelación de la persona del Cristo resucitado, estarán en condiciones de edificar al pueblo de Dios para caminar en la plenitud de la gloria que se desatará en este tiempo. Esta revelación se manifestará como un tornado de aire fresco que recorrerá la Iglesia por todo el mundo. Habrá una renovación en la relación personal íntima con Jesucristo que se producirá tanto en las personas como en el liderazgo. Esta renovación cobrará tanta intensidad que las personas literalmente correrán hacia estas congregaciones para sumergirse en la presencia del Señor.

44)  Debemos prepararnos para ver reuniones que tendrán horario de inicio, pero no sabremos cuándo terminarán
Se establecerá un horario de convocatoria, pero el Espíritu Santo tomará el control absoluto de las reuniones. Las personas perderán el sentido del tiempo, porque sólo les importará contemplar el rostro del Señor. Se cumplirá la profecía que el propio Señor decretó: Pero yo, cuando sea levantado de la tierra, atraeré a todos a mí mismo” (Juan 12:32).

La única manera de levantar a Jesucristo, (no a nuestras doctrinas, slogans, programas, proyectos, etc), es recibiendo una impartición directa de su persona por medio del Espíritu Santo. Esta será una señal clara que definirá una separación entre las congregaciones con“mentalidad de sinagoga”, que siguen “persiguiendo y matando” a los profetas de Dios (símbolo de la transformación del Reino que el Señor quiere implementar); y aquellas que se sostienen por la “vida del Espíritu Santo”.

45)  El Señor me decía: “Deben pensar en multitudes a la hora de concebir o diseñar las edificaciones, los proyectos, los programas o las actividades que les ordene llevar a cabo”
Debemos prepararnos para recibir multitudes de personas que serán transformadas de una manera radical, simplemente por haber pasado horas bajo la gloria de Dios. Esto va a desbaratar todos los programas que se trataron de implementar durante años para impulsar el crecimiento de la Iglesia. El Kyrios, nuestro Rey Soberano, se sentará sobre un Trono de adoración que lo pueda sostener. Cualquier grieta producida por la auto suficiencia, la confianza en los recursos materiales o en nuestras capacidades personales, hará que el Rey no pueda “asentar” su Trono en medio nuestro. En consecuencia, todas las actividades que realizamos no serían más que una cáscara vacía que nos llenaría de frustración. Esto comenzará a ser cada vez más notorio en la Iglesia a escala global.

46)     Vienen tres oleadas enormes de santidad, integridad y fidelidad que transformarán al pueblo de Dios de una manera radical
La primera ola de santidad expondrá las verdaderas motivaciones y las intenciones ocultas en los corazones de las personas. El objetivo del Señor no es avergonzar a sus hijos, sino confrontarlos para que remuevan de sus vidas todo lo que les impide seguir avanzando en la prosecución de su propósito en el Reino.

La segunda ola de integridad expondrá todos los puntos en los cuales nuestra manera de pensar no camina alineada con la voluntad perfecta de nuestro Padre. La imagen que el Espíritu Santo trajo a mi mente es la estructura espacial del ADN, donde una cadena se corresponde de una manera perfecta con los puntos de contacto en la cadena opuesta. En aquellos puntos donde esta unión no sea perfecta, ocurrirán trastornos en la funcionalidad del organismo en cuestión. Así es de estrecha la relación que existe entre la voluntad de Dios y la expresión de nuestro propósito eterno en su Reino.

La tercera ola de fidelidad dejará expuesto nuestro nivel de compromiso con el llamado que el Señor nos hizo desde la eternidad. Funcionar en nuestro llamado en algún porcentaje menor al 100% de nuestra capacidad, refleja puntos en los cuales no hemos rendido nuestra vida ante las demandas del Reino. Esto nos permitirá evaluar y corregir nuestras decisiones, en base a los resultados que estamos cosechando en nuestra vida diaria.

47)      En este tiempo el Señor enviará solo a los que se sometan al impulso del viento del Espíritu Santo
Tuve una visión en medio de la noche donde me encontraba en una marina enorme en una bahía de mar. Había miles y miles de veleros de todo tipo y tamaño, atracados ordenadamente en sus amarras. Aún era de noche y apenas asomaba el sol por el horizonte. El mar estaba calmo, casi sin olas y parecía una piscina gigantesca. El Señor me dijo: “Este es el tiempo donde enviaré solo a los veleros. Los barcos representan ministerios y en este caso deben ser impulsados por el viento del Espíritu. Entonces los capitanes no pueden seguir el derrotero que se les ocurra, necesitan trazar un rumbo determinado por la dirección del viento. Ya no habrá más ‘barcos a motor’ en mi Iglesia. Por un tiempo los toleré, pero ya no más. Durante años preparé a los capitanes de los veleros para que puedan tener la paciencia y el dominio propio requeridos para someterse al viento de mi Espíritu. El día está amaneciendo para todos aquellos que esperaron pacientemente su momento de avanzar hacia la concreción de sus propósitos en mi Reino”.

El Espíritu me preguntó: “¿Cuál es el apuro por llegar donde quieres, si el tiempo es mío? Mi Espíritu te llevará por donde es conveniente, no por donde mejor te parezca a ti...”.

48)  Veremos multitudes de personas activadas en el Reino
Existen muchas personas que pasaron años de preparación en lo secreto y comenzarán a ser dramáticamente “activadas en el Reino”. Esta será la clave distintiva para este nuevo tiempo en el cual estamos entrando como Iglesia a nivel mundial. Cuando armamos mal un aparato que compramos, sin respetar las instrucciones del manual del usuario, al conectarlo al enchufe no funcionará o terminará arruinándose.

La fábrica solo garantiza el funcionamiento si se le da el uso correcto al aparato. Si lo armamos mal o lo usamos de una manera incorrecta, no hay reclamos válidos ante el fabricante. Esto es lo que va a ocurrir en este tiempo. Aquellas personas que fueron “ensambladas correctamente”, siguiendo la dirección del “manual del fabricante”, se podrán activar para funcionar en el Reino. El resto no logrará hacerlo, porque hubo maestros que, consciente o inconscientemente, se movieron en la revelación incorrecta y “ensamblaron” mal a las personas que formaron. Habrá que romper muchas cosas en muchas personas, porque no se puede revertir una revelación mal insertada. El único camino que queda es someterlas a un proceso de demolición emocional.